REGION - La Pampa
Semanario REGION
Del 16 al 22 de diciembre de 2011 - Año 21 - Nº 1.023
R.N.P.I. Nº 359581

Redacción: Urquiza 640 - Telefax: (02954) 43-2164 rotativa
(L6300EAN) Santa Rosa - Provincia de La Pampa - Patagonia Argentina
Director: Gerardo Yánes
  
La palabra perdida

Desde que el ser humano desarrolló su capacidad intelectual, de manera tal que la comunicación se convirtió en un elemento esencial para la vida en sociedad, el juego dialéctico ocupó un espacio para múltiples funciones.
En la antigua, o vieja Grecia, los sofistas ocuparon un lugar relevante en las discusiones filosóficas, sus silogismos capciosos  lograban desconcertar a una audiencia que seguía paso a paso un razonamiento tramposo. También paso a paso Sócrates logró destruir la falsa argumentación de que jamás la tortuga podría ser alcanzada por el ágil Aquiles.
No solamente actuaron confusamente algunos filósofos, sino que en la literatura hay algunos destacados exponentes que como Góngora hicieron, de interminables y complejas figuras retóricas, una manera de decir que sólo los iniciados podían interpretar con cierta certeza.
La técnica de distraer a los demás para que no sepan cuáles son los reales objetivos tácticos o estratégicos, no es exclusiva del hombre. Los animales que necesitan cazar para alimentarse emplean múltiples triquiñuelas para que el adversario no pueda prever exactamente el lugar y el momento del golpe demoledor. Esos animales semejan en sus ardides a algunos luchadores que amagan para desconcertar al rival que desean vencer.
Ciertos timadores usan subterfugios para engañar a sus víctimas y obtener de ellas el descuido suficiente como para lograr injustas ventajas. En el plano político se produce a veces un tipo de  guerra que pretende justificar el todo vale. Lamentablemente esta concepción argumental está mal basada. Si un político pretende ser útil a la sociedad en la cual participa, jamás debería considerar que está en guerra con sus competidores, y menos aún que todo vale. Mal ejemplo de sensibilidad social pueden dar quienes para triunfar engañan y para sobrevivir mienten. ¿cuál es el valor de un juramento, en el que se testimonia sobre la leal voluntad de hacer el bien a los demás, si el juramentado adquiere la prioridad en un reparto privilegiado de los beneficios?
¿Qué puede pensarse de mandatarios que independientemente de sus legítimos honorarios perciben a hurtadillas suculentas comisiones o retornos? ¿Sus propuestas y tomas de decisiones están fundadas en el interés general, o en su lucro personal? ¿Es el soborno lícito? Si engañar dolosamente a alguien puede llegar a ser estafa o defraudación ¿engañar a grandes minorías debe ser aplaudido por la habilidad desarrollada? ¿Cuál es la diferencia entre quien se involucra penalmente con maniobras, y quien mediante otras maniobras ocupa espacios políticos engañosamente?
Quienes viven de medias mentiras y medias verdades no deben ampararse  en atributos y privilegios que rompen la igualdad ciudadana. También digitar la Justicia es quitarle a la misma el auténtico Poder de reparación, imprescindible para que exista paridad entre todos.
Mentir en los juramentos de aceptación de cargos, es un testimonio falso de un compromiso de hacer para el bien de la comunidad. Esa modalidad, por generalizada que sea, no tiene eximente alguno y los miembros de la sociedad así deben entenderlo, exigirlo y demandarlo.
Es muy triste ser engañado, pero es penoso para los damnificados silenciar las situaciones por vergüenza o miedo. Frente al drama de un mal mandatario está el dolor de mediocres silencios. La queja pública es el comienzo de una justa reacción que obligue a rectificaciones sobre hechos, sin entrar en juegos de palabras. El ciudadano tiene obligación de opinar a favor o en contra de cada situación que lo afecte.
Callar, por ignorancia o cobardía, es comenzar a ser esclavo.

Carlos Besanson
Conceptos ya publicados en el Diario del Viajero 562
del 4 de febrero de 1998

Bookmark and Share

<<Buscar notas relacionadas dentro de www.region.com.ar
<<Volver a la página anterior
<<Volver al inicio

 
 
 
 
 
 
Guía REGION de La Pampa - Semanario REGION - Mapa REGION de La Pampa
Guíaplano REGION de La Pampa - Guías de Servicios REGION - Hojas de Rutas REGION
Suplementos - Impresión de diarios y revistas - CD-ROMs - Software - Publicidad

www.region.com.ar - Copyright © REGION® Empresa Periodística. Todos los derechos reservados
Redacción, Administración y Publicidad: Urquiza 640 (L6300EAN) Santa Rosa - La Pampa - Patagonia Argentina
Telefax: DDI (54-2954) DDN (02954) 43-2164 rotativa - E-mail: click aquí