REGION - La Pampa
Semanario REGION
Del 15 al 21 de Agosto de 2014 - Año 24 - Nº 1.144
R.N.P.I. Nº 359581

Redacción: Urquiza 640 - Tel (02954) 387-800 rotativa
(L6300EAN) Santa Rosa - Provincia de La Pampa - Patagonia Argentina
Director: Gerardo Yanes
  
In gold? we trust...


L
a tantas veces invocada justicia distributiva tiene vigencia real cuando el primer concepto, justicia, es de acertada aplicación y ejecución. De no ser así, esa idea se convierte en un mero texto discursivo, o en una invocación o plegaria, quizás vana.
La distribución justa depende de muchos factores, que pasan, simultáneamente, por la eficiencia, la capacitación y la responsabilidad de todas las partes intervinientes, vocación de ahorro, solidaridad y apreciación adecuada de valores, como el tiempo de dedicación de las personas a las tareas, satisfacción profesional en las mismas, y sensibilidad frente a lo que es desperdicios de insumos.
Armonizar constantemente estos diferentes parámetros, que tienen valores distintos, de acuerdo con las circunstancias de tiempo y lugar, es un arte imprescindible para que opere ese reparto equitativo. No todos entienden el concepto que, todo derecho genera responsabilidades, y por ende, toda responsabilidad genera derechos. En la medida que no se asuma, de manera generalizada, esa básica idea ética, es difícil que la justicia distributiva sea una garantía permanente de seguridad y tranquilidad en el trato social. La falta de aplicación metódica de estas ideas, corroe a los componentes e integrantes de la sociedad.
La idea de la libre competencia es beneficiosa para todos, pero condicionada a que cada uno de los conceptos que la integran, sea aplicado correctamente. ¿Quién puede afirmar que siempre, o casi siempre, la competencia es libre? La historia de la humanidad en general, y la contemporánea en particular, está plagada de episodios en los cuales, grupos monopólicos y oligopólicos ahogan maliciosamente, y contra derecho, las iniciativas de los demás.
¿Quién puede asegurar que los que compiten, son competentes?Es decir que están debidamente preparados, para dar o prestar un bien, o servicio útil a los demás. En momentos en que el consumismo busca imponerse, generando artificialmente necesidades o apetencias condicionantes, todas las ofertas, ¿son positivas para quienes las reciben? Las acciones de marketing, y promoción publicitaria, muchas veces tienen en su contenido, ardides engañosos destinados a generar falsas expectativas por parte del tan buscado consumidor.
Tenemos que convertir al habitante en ciudadano, y así como tiene que aprender a votar periódicamente frente a una urna, también tiene que aprender a desechar discursos engañosos cada vez que se halla frente a la estantería de un mercado. Porque ahí está votando todos los días, y sus errores y equivocaciones, los paga también cotidianamente.
Las ideas-fuerza, como estado, poderes públicos, instituciones, etc., tienen validez y respeto según cómo actúan quienes se hacen cargo de la aplicación de esas ideas-fuerza. Existen palabras que en su aplicación han degenerado su vigencia. Cuando hablamos de gobernantes, muchos aceptan el erróneo concepto que el mandatario nos manda, y en realidad él sólo nos representa, y por ende, tiene que informarnos constantemente sobre los actos que realiza en nuestro nombre, que somos los mandantes.
Sería mucho más sencillo, para evitar confusiones, que llamemos al gobernante o al funcionario administrador. Así al presidente de la Nación, deberíamos denominarlo administrador general de la Nación. De esta manera ni él se equivocaría, ni nos haría equivocar a nosotros sobre las reales funciones y obligaciones que adquiere cada vez que se postula a un cargo. Asimismo, a los jueces deberíamos decirles admistradores de Justicia, para que recuerden que ellos no son la Justicia, sino quienes la adjudican en cada sentencia.
Cuando leemos en cada dólar americano la invocación In god we trust, en Dios confiamos, debemos estar atentos como ciudadanos, para que, quienes así se presentan, no transformen la pronunciación y la ortografía. In gold we trust, en el oro creemos, es un mensaje y una orientación totalmente diferente. Algo así como convertir God save the King, por el Oro que somete a los Funcionarios.

Carlos Besanson
Publicado en el Diario del Viajero  Nº 646 del 15 de setiembre de 1999

Bookmark and Share

<<Buscar notas relacionadas dentro de www.region.com.ar
<<Volver a la página anterior
<<Volver al inicio

 
 
 
 
 
 
Guía REGION de La Pampa - Semanario REGION - Mapa REGION de La Pampa
Guíaplano REGION de La Pampa - Guías de Servicios REGION - Hojas de Rutas REGION
Suplementos - Impresión de diarios y revistas - CD-ROMs - Software - Publicidad

www.region.com.ar - Copyright © REGION® Empresa Periodística. Todos los derechos reservados
Redacción, Administración y Publicidad: Urquiza 640 (L6300EAN) Santa Rosa - La Pampa - Patagonia Argentina
Telefax: DDI (54-2954) DDN (02954) 43-2164 rotativa - E-mail: click aquí