Semanario REGION®

Del 30 de junio al 6 de julio de 2017 - Año 27 - Nº 1.277 - INPI 1983083

Día del Arquitecto Argentino

Foto

Este sábado 1º de julio internacionalmente se celebraba el Día del Arquitecto, así lo había instituido la Unión Internacional de Arquitectos (UIA) desde 1985.
En julio de 1996, durante el Congreso Internacional de Arquitectura en Barcelona, la UIA trasladó esa celebración al primer lunes de octubre en coincidencia con el Día del Hábitat. Pero como ya estaba instalado en la agenda nacional, Fadea decidió mantener la fecha del 1 de julio como celebración nacional. Desde entonces el dia 1º de Julio se celebra en nuestro país el “Dia del Arquitecto Argentino”.

En el marco del Día del Arquitecto se vienen desarrollando en General Pico y Santa Rosa
Primeras Jornadas de Arquitectura Pampeana

El Colegio de Arquitectos de la Pampa con apenas siete meses en funciones, viene organizando las primeras Jornadas de Arquitectura Pampeana, en simultáneo entre Santa Rosa y General Pico. Los principales objetivos de estas Jornadas son: interactuar con la comunidad y con las instituciones para construir un vínculo sustentable y promover la actividad profesional, dando a conocer las labores que contribuyen a la construcción del hábitat.
Se trata de un evento gratuito y abierto a la comunidad que ha sido declarado de Interés por la municipalidad de Santa Rosa, la municipalidad de General Pico y por el Gobierno de la Provincia de La Pampa.
Las actividades se llevan a cabo en el marco de la celebración del “Día del Arquitecto Argentino” que se conmemora el 1° de julio. Las mismas comenzaron el pasado viernes 23 y continúan esta semana con el siguiente Programa:

Intervenciones Urbanas
-Vie. 30 a las 20 hs. en el Concejo Deliberante de Santa Rosa:
“Hotel Mercure” Arq. Lucas Swinnen.
“ProCreAr - Construir la ciudad” Arq. Evangelista-Martín y Arq. Tueros-Morán.

Hábitat Urbano
-Sáb. 1º a las 18 hs. en el Concejo Deliberante de Santa Rosa. Debates sobre la Ciudad:
“Metodología de trabajo del Plan Estratégico” Arq. Carolina Zamponi.
“La construcción de la ciudad con la intervención de arquitectos y urbanistas” Arq. Nelson Javier Hernández - Municipalidad de Santa Rosa.
“La realidad metropolitana de la agricultura en la ciudad” Pablo Ermini - INTA.

Pioneros
-Lun. 3 a las 18 hs. en MEdANo Gral.Pico:
“Experiencias” Arq. Luis Tierno y Arq. Eduardo Bartoletti.

Arquitectura sustentable
-Jue. 6 a las 18 hs. en MEdANo Gral.Pico:
“Debate” Arq. Martín Pereyra y Arq. Lucio Zanettini.

Cine con proyección + debate
-Jue. 6 a las 20 hs. en Social Bar Santa Rosa:
“Cars vs. Bikes” (En las ciudades, la gente de todo el mundo toma la bicicleta como herramienta para el cambio. Pero aún asi: Las ventas de automóviles están en auge. 1 billón de coches hoy. 2 billones en 2020)

Muestras
-Hasta el jueves 6:
“Mirar la ciudad”, Concurso Fotografía Urbana 2015, en Centro Municipal de Cultura Santa Rosa.
“El Habitad del ser”, Leonardo Rasello Arquitecto y Fotógrafo, en Centro Municipal de Cultura Santa Rosa Galería Ferma.
“Proyectos y Obras de Arquitectura Pampeana”, en Hall de la Municipalidad de Santa Rosa.

Concurso de Identidad Visual. Isologotipo (CALP)
-Sáb. 1º en el Concejo Deliberante de Santa Rosa:
Entrega de Premios -en horario a definir-.
El Colegio fue recientemente creado por la Ley Nº 2878 e inició sus actividades el pasado 1 de Diciembre de 2016, habiendo alcanzado un anhelo muy esperado por los arquitectos pampeanos. Cuenta con una sede en Santa Rosa y una delegación en General Pico con casi 400 arquitectos matriculados de toda la provincia.

 

La arquitectura descansa en tres principios: la Belleza, la Firmeza y la Utilidad. La Arquitectura, una de las seis Bellas Artes.

Tradicionalmente, la arquitectura ha sido conceptuada como una de las seis Bellas Artes. Determinados edificios u otras construcciones son obras de arte ya que pueden ser considerados primariamente en función de su forma o estructura sensible o de su estética.
Desde este punto de vista, aunque los medios de la arquitectura puedan consistir en muros, columnas, forjados, techos y demás elementos constructivos, su fin es crear espacios con sentido donde los seres humanos puedan desarrollar todo tipo de actividades. Es en este «tener sentido» en que puede distinguirse la arquitectura (como arte) de la mera construcción. Así es como ésta es capaz de condicionar el comportamiento del hombre en el espacio, tanto física como emocional­mente.

Aunque en la actualidad suele considerarse que la principal actividad de la arquitectura va dirigida al diseño de espacios para el refugio y la habitación (las viviendas), sólo a partir del siglo XIX comenzaron los arquitectos a preocuparse por el problema del alojamiento, la habita­bi­­lidad y la higiene de las viviendas, y a ampliar su ámbito de actuación más allá de los monumentos y edificios representativos.
La evolución a la especialización y la separación de ámbitos laborales es similar a la de otras profesiones. En los siglos pasados los arquitectos se ocupaban no sólo de diseñar los edificios sino que también diseñaban plazas, alamedas y parques, especialización que hoy se conoce como exteriorismo o paisajismo. La especialización de los arquitectos en la creación de objetos de uso en las edificaciones, como los muebles, ha dado como resultado el nacimiento de la profesión de diseño industrial. Hoy, los profesionales que proyectan y planifican el desarrollo de los sistemas urbanos son los urbanis­tas. Los urbanistas son profesionales con grado específico y exclusivo en urbanismo, licenciados en esta profesión con el título de Urbanista, existiendo otros profesionales como Arquitectos, Sociólogos, Ingenieros, Abogados especializados a través de posgrados en temas relacionados con la ciudad, bien sea gestión, planificación o diseño urbano.

Le Corbusier definió a la arquitectura en «Vers une Architecture», 1923: «La arquitectura está más allá de los hechos utilitarios. La arquitectura es un hecho plástico. (...) La arquitectura es el juego sabio, correcto, magnífico de los volúmenes bajo la luz. (...) Su significado y su tarea no es sólo reflejar la construcción y absorber una función, si por función se entiende la de la utilidad pura y simple, la del confort y la elegancia práctica. La arquitectura es arte en su sentido más elevado, es orden matemático, es teoría pura, armonía completa gracias a la exacta proporción de todas las relaciones: ésta es la «función» de la arquitectura».
En general, todos los grandes Arquitectos del siglo XX, entre los que podemos mencionar a Mies van der Rohe, Le Corbusier, Frank Lloyd Wright, Louis Kahn o Alvar Aalto, han dado a su oficio una definición distinta, enfocando su finalidad de manera diferente. Muy interesante como compendio y reflexión sobre las diversas definiciones de arquitectura a lo largo de la historia es la obra del crítico italiano Bruno Zevi «Architectura in Nuce».
Según el tópico popular, en el tratado más antiguo que se conserva sobre la materia, De Architectura, de Vitruvio, Siglo I ad C, se dice que la arquitectura descansa en tres principios: la Belleza (Venus­tas), la Firmeza (Firmitas) y la Utilidad (Utilitas). La arquitectura se puede definir, entonces, como un equilibrio entre estos tres elementos, sin sobrepasar ninguno a los otros.
No tendría sentido tratar de entender un trabajo de la arquitectura sin aceptar estos tres aspectos.

En el ámbito académico el proceso producción arquitectónica, o de proyecto, involucra la sensibilidad como medio de recorte de las diferentes disciplinas asociadas, y aun por cuanto en épocas pasadas se escribieran extensos tratados, hoy en día lo legal y lo técnico dictan las normas, mas no los modos. Es entonces la arquitectura -desde lo contemporáneo y apoyada en los nuevos recursos tecnológicos- un ejercicio en el que efectivamente se envuelven orden, síntesis, semiología, materia, pero aún más importante que aquello, es un trabajo creativo, innovativo, inédito, siempre que se excluya la arquitectura producida desde la industria inmobiliaria.
La importancia de la arquitectura en el siglo XX ha sido enorme, pues su ejercicio fue responsable de no menos de la tercera parte de los materiales acarreados por la humanidad en ese lapso. Durante este periodo, no sólo se ha producido un gran aumento de población, con sus correspondientes necesidades edificatorias (especialmente de viviendas), sino también importantes movimientos de poblaciones, desde las zonas rurales a las urbanas y, terminada la Guerra Fría, desde los países pobres a los países ricos.

Fuente: www.arquitectonline.com


Bookmark and Share