Semanario REGION®

Del 6 al 12 de octubre 2017 - Año 27 - Nº 1.290 - INPI 1983083

La EPET Nº 2 de General Pico celebra sus 80 años de actividad educativa

Foto

La EPET Nº 2 vista desde un drone. Foto de Agustín Castillo, lograda en marzo de 2017.

La EPET Nº 2 de General Pico, se inauguró el 19 de septiembre de 1937, “un año difícil” según definió la Docente Verónica Casabonne, en oportunidad de reseñar los pormenores del inicio de esta Institución y situarnos en aquella época.

Desde su creación, como Escuela Industrial en el año 1937 y como Escuela Provincial de Educación Técnica Nº 2, fue cuna de operarios y técnicos que nutrieron al sector productivo.
La institución se destacó siempre por fortalecer a través de distintas acciones el nexo existente entre la escuela y el mundo productivo. La Escuela Técnica acompañó los distintos momentos del país, en tiempos de pujanza y en tiempos de crisis.
Atenta a la mirada que hoy se le hace a la escuela en general, donde se intenta que vuelvan a educar para el trabajo cubriendo la demanda del sector productivo, la EPET Nº 2 tiene como propósito no sólo formar para el trabajo sino además formar al ciudadano en su totalidad, apuntando a su integración a la sociedad como personas responsables, críticas y solidarias, capaz de tomar decisiones e incorporarse al mundo laboral con herramientas válidas.

Profesor Silvio Villalva, director de la EPET Nº 2

“En la semilla está el árbol, en los gestos está la voluntad y en la voluntad asoma la hazaña”, asi comienza diciendo el Profesor Silvio Villalva, director de la EPET Nº 2 de General Pico, Entidad Educativa que hoy celebra los primeros 80 años de vida.

Primer Escuela Técnica del Territorio
“La cotidianeidad de los visionarios suele estar signada por actos heroicos. Para la mayoría de estas personas estos hechos pasan inadvertidos porque solo esperamos milagros. Pero lo heroico reside en los sueños que no es un liviano divagar ni muchos menos aventurar ideas sino pulsar un destino, señalar una dirección y empezar a caminar juntos.
Los soñadores, los hacedores, los iniciadores fueron un grupo de vecinos que creyeron necesario capacitar jóvenes para que dieran a la incipiente industria, el impulso y el lugar que le correspondía, la ENET N°1 fue el primer colegio secundario de la ciudad y la primer escuela técnica del Territorio”, expresa Villalva.

La Escuela de Artes y Oficios
“En ese entonces y en esas circunstancias se creó la Escuela de Artes y Oficios, dependiente del Ministerio de Educación y Justicia de la Nación, un 19 de septiembre de 1937 donde solo se dictó un curso preparatorio.
En sus albores la escuela realizaba sus actividades en la propiedad de la Asociación Italiana de Socorros Mutuos esto fue hasta el año 1948 donde se traslada al nuevo edificio que es su actual ubicación”.

Crecimiento muy importante
“Los avatares de las distintas políticas educativas hicieron que en estos 80 años el camino fuera muy sinuoso. Hoy nos encuentra otra vez en el camino original, sin olvidar los malos momentos pero sacando de ellos aprendizajes y experiencias que, esperamos, nos ayudarán a no incurrir de nuevo en esos errores. General Pico y sus alrededores necesitan hoy como ayer de buenos técnicos.
Hoy, la escuela está teniendo un crecimiento muy importante, hace aproximadamente 5 años que estamos teniendo una gran matrícula de ingreso, lo que nos hace una de las escuelas más buscada para la formación de los adolescentes al mundo del trabajo”.

Dos orientaciones
“Contamos con aproximadamente 570 chicos, de los cuales algunos residen en el internado de la escuela, las dos orientaciones que hoy tenemos disponible para la sociedad son la de Técnicos en Equipos e Instalaciones Electromecánicas y Maestro Mayor de Obras, además una planta de personal estable de alrededor de 220 personas.
Constantemente estamos en busca de la excelencia, para ello contamos con un gran sentido de pertenencia de todos los actores de la escuela y del medio local”.

Educación de calidad
“En este último tiempo se han reacondicionado varios espacios, tanto en lo eléctrico, como en lo edilicio, además se ha adquirido el herramental y tecnología necesaria para desarrollar actividades formativas acorde al mundo de hoy.
Hoy junto al equipo de gestión que me toca encabezar nos proponemos garantizar un perfil de egresado que sea capaz de adquirir durante todo el proceso de aprendizaje, capacidades y competencias que el mundo actual requiere a través de una educación de calidad y excelencia para todos aquellos que nos eligen y ponen en nuestras manos el futuro de sus hijos”, finalizó diciendo el director de la EPET Nº 2 de General Pico, Profesor Silvio Villalva.

Reseña histórica de la Escuela de la Docente Verónica Casabonne
1937: Un año difícil para el Territorio Nacional y para el País

El año 1937 fue difícil para el Territorio Nacional de La Pampa y difícil para el País.
En nuestro caso, a los problemas cíclicos usuales de toda zona de producción primaria con base agropecuaria, debían sumarse las dificultades económicas que atravesaba la Nación, atrapada en un sistema, la llamada División Internacional del Trabajo, que vivía la crisis que pronto terminaría con él y obligaría a la adopción de políticas diferentes. Como bien lo señala un especialista, desde 1937 los países principales habían decidido combatir la recesión con gasto público y cerrándose hacia adentro, pero Argentina seguía empeñada en adherirse a los principios clásicos de las finanzas de épocas pasadas, cuando pretendió ser un adorno más en la corona del Imperio Británico.
A eso debemos sumar que, al no ser una provincia, La Pampa dependía aún más que otras partes del país de decisiones que se tomaban lejos, en el Congreso Nacional y sin atender a la voluntad de sus habitantes.
Y sin embargo…, como para desmentir ese panorama tan poco prometedor, es precisamente ese año cuando se decide fundar la Escuela de Artes y Oficios, merced al impulso de muchos de los vecinos de la ciudad que veían la necesidad de una institución de esa clase.

Una necesidad evidente
Es que, pese a los problemas que mencionábamos al principio y al mismo tiempo en parte motivada por ellos, se había hecho evidente la necesidad de un instituto que capacitara técnicos hábiles en reparar y, mucho más importante, en crear, los elementos relacionados con la industria que, lentamente, daba sus primeros pasos en la ciudad y sus alrededores. Nos bastaría con dar una mirada a cualquier catálogo de maquinarias de esos que se distribuian por aquellos años pioneros, para darnos cuenta de la multiplicidad sorprendente de opciones que existía en cuanto a los materiales necesarios para el trabajo rural y para las industrias de producción relacionadas principalmente con el mismo, así como de las posibilidades que la retracción mundial de la cual hablamos, abría a la creación propia, independiente de los grandes centros del exterior. En ese sentido, nuestra escuela fue una de las pioneras en la apertura de un camino totalmente nuevo, por el cual comenzaba a transitar la Argentina de aquellos años, mientras su matrícula crecía de modo continuo. Tanto que en poco tiempo debió cambiar de ubicación y de su sitio original en la calle 20, 640 -la Asociación Italiana-, se trasladaría a la manzana que hoy ocupa, entre 7 y 9, 32 y 34, obtenido por una verdadera movilización popular y el apoyo de la municipalidad.

Y pasaron 8 años
El proceso que resumimos en tan pocas palabras, llevó en realidad la friolera de más de 8 años de trámites y problemas, de los cuales nos queda, por ejemplo, el recuerdo de la constante lucha del primer director, señor Francisco Niotti y la Asociación Cooperadora, por lograr la equiparación de los sueldos docentes, fijados al presupuesto de 1937. Pero la segunda Guerra Mundial, al aislar prácticamente al país de los flujos internacionales ahora dedicados en esencia al área militar, contribuyó al crecimiento interno y, naturalmente, a que hicieran falta cada vez más técnicos especializados. Concluida la guerra, Argentina adopta una nueva política económica y con ella el primer cambio de nombre: la escuela pasa a ser ahora “Escuela Técnica de Oficios”. Al mismo tiempo que aumenta su ciclo de estudios en pos de perfeccionar aún más a sus estudiantes. Es con ese nombre que se inicia en el edificio actual, en marzo de 1948, si bien al año siguiente es rebautizada, como “Escuela Industrial de Ciclo Medio”. Al compás con el crecimiento industrial nacional de la década, que no en vano vio surgir en Buenos Aires la “Universidad Obrera” que es hoy la UTN, se divide la enseñanza en dos ciclos, ya como “Escuela Industrial de la Nación”, nombre que, más allá de posteriores cambios presentes en los documentos, sigue firme en el corazón y en la mente de la mayoría de los piquenses.

Continuidad
Las posteriores alteraciones en la política nacional no afectaron en principio a la Escuela. Desde 1952, cuando nuestro instituto era ya escuela nacional, finalmente La Pampa se integra constitucionalmente como una nueva entidad entre sus pares provinciales. Se da fin así al ciclo de solicitudes al Congreso Nacional para cada decisión que la afectara, que tanto obstaculizó un desarrollo más ágil, a la vez que autónomo en el nivel de toma de decisiones. La escuela continuó su marcha a lo largo de todos esos años, cumpliendo las Bodas de Plata en 1962 y estableciendo al fin el internado para alumnos residentes en zonas alejadas, cosa que nos demuestra cómo su influencia se extendía cada vez más.
El país adoptaba diversas ópticas con respecto a las políticas industriales, pero no renegaba de la idea básica de apoyar desarrollos propios. En 1980, por ejemplo, se inaugura el llamado Sistema Dual Escuela Empresa (Burundarena), que buscaba equilibrar el perceptible desfasaje entre las tecnologías aplicadas en la producción moderna y lo que se enseñaba en los institutos técnicos. Pocos años más tarde, comienza a aplicarse en nuestra escuela, estableciendo el fructífero nexo de la misma con el Ferrocarril Domingo Faustino Sarmiento. En este sentido es otro hito el cumpleaños número 50, de 1987.

Profundo cambio
Más cerca en la historia, un profundo cambio en las políticas nacionales generales, que llevó al replanteo de lo que hasta ese momento no había sido discutido ni siquiera durante la larga serie de gobiernos de facto que con intermitencias cubrieron desde 1955 hasta 1983, afectó a nuestro escuela, pues pareció por momentos que un emprendimiento de las características que poseía desde su fundación, no tenía ya más razón de ser en un contexto mundial que se creía distinto. Sin embargo, y como un reflejo distorsionado de aquel origen que tan relacionado estuvo con las condiciones internacionales de la época de preguerra, al alterarse aquellas que parecieron promover el modelo de fines de los ’80, nuevos aires favorables comenzaron, muy lentamente, a renovar una situación que por momentos pareció insalvable.

Carreras en la EPET Nº 2
Técnico en Construcciones y Maestro Mayor de Obras

La EPET Nº 2 ofrece para aquellos que se interesan por las carreras relacionadas con la construcción: el Título profesional de Maestro Mayor de Obras, cuya duración es de 7 años.
Estos títulos en sus dos variantes, abren el amplio abanico de posibilidades relacionado con la siempre demandada actividad de construcción, permitiendo que los egresados se integren en las diversas áreas de la profesión, desde el planteo de una idea constructiva hasta su realización, concentrando todas las habilitaciones necesarias para que los profesionales trabajen en cada uno de los aspectos de una construcción, colaborando y asesorando a los arquitectos e ingenieros en el desarrollo final de los proyectos. Los Espacios Técnicos Específicos que los alumnos irán dominando a medida que progresen en la carrera son:
1) interpretación de anteproyectos, gestión de procesos constructivos, administración de procesos constructivos, tecnología de los materiales,
2) asesoramiento técnico sobre productos o procesos constructivos, elaboración de documentaciones técnicas, trabajo final 3) elaboración de proyectos de instalaciones, dirección de la ejecución de instalaciones, gestión de la ejecución de instalaciones, asesoramiento técnico sobre productos o procesos constructivos de instalaciones
4) relevamiento topográfico punto a. trabajo de campo y documentación y relevamiento topográfico punto b. gestión y administración, asesoramiento, coordinación, prácticas profesionalizantes, proyecto.
Ambos trayectos reúnen una formación técnica sólida y de primer nivel, al mismo tiempo que posibilitan la rápida inserción laboral de los jóvenes egresados, cuyos perfiles cubren la amplitud de la constante demanda de especialistas en construcciones. La EPET dispone de talleres, maquinarias y el personal docente idóneo para que los alumnos reciban la formación y capacitación de punta que ellos merecen.

Carreras en la EPET Nº 2
Técnico en Equipos e Instalaciones Electromecánicas

Por otra parte la EPET Nº 2 ofrece el título de Técnico en Equipos e Instalaciones Electromecánicas, cuya duración también es de 7 años.
Este título permite una rápida inserción laboral en el campo de la Industria metalmecánica y en industrias relacionadas con el campo de la Electricidad, ya sea en áreas de la producción como del mantenimiento, como así también la posibilidad de seguir cualquier tipo de estudios universitarios o superiores.
Los espacios técnicos específicos que los alumnos cursaran para desarrollar sus competencias profesionales son:
1. Tecnología de la representación gráfica e interpretación de planos, Máquinas método y control dimensional del procesamiento, Tecnología de los materiales.
2. Procesos productivos, Tecnología de control, Tecnología de la energía, Operación mantenimiento y ensayo de componentes de equipos electromecánicos, Materiales y ensayos.
3. Resistencia de materiales, Proyecto tecnológico, Procesos industriales, CNC y CAD-CAM aplicado a procesos de producción, Orientación metalmecánica, Elementos de máquinas y el montaje de equipos e instalaciones electromecánicas.
4. Cálculo, diseño, desarrollo y optimización de elementos y equipos electromecánicos, Operación, mantenimiento y ensayo de equipos electromecánicos, Orientación en mantenimiento, Orientación en montaje electromecánico.

Para la formación de los técnicos la escuela cuenta con equipamiento acorde a las necesidades actuales, en los talleres y laboratorios, el cual se actualiza permanentemente mediante los planes de mejora de la calidad educativa. Los títulos otorgados por la EPET Nº 2 tienen validación nacional y responden a los perfiles profesionales requeridos por el INET.
Talleres polimodal mecánica, electricidad, hidráulica, neumática, laboratorio, representaciones gráficas. Nuevo secundario en proceso, electricidad, hojalatería, carpintería y ajustes.

 


Bookmark and Share