Semanario REGION®

Del 25 al 31 de agosto de 2017 - Año 27 - Nº 1.284 - INPI 1983083

Dicen que será la mejor conexión entre Argentina y Chile: Avanzan estudios del nuevo Túnel Paso Las Leñas

Foto

Tras una reunión en Santiago de Chile, el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, brindó detalles de los avances del proyecto binacional.

El sitio “Periodistas Cuyonoticias”, dio a conocer que: Profundizando el trabajo que desde hace 18 meses se realiza para que el Paso Las Leñas esté más cerca de ser realidad, funcionarios nacionales y provinciales (de Mendoza) se reunieron con sus pares chilenos y acordaron un cronograma concreto de trabajos que incluye los estudios de factibilidad y de ingeniería para la construcción del nuevo túnel que unirá Argentina y Chile.

Licitarán diagnósticos
“Logramos, con el trabajo del Gobernador Alfredo Cornejo, acordar que en cuatro semanas tendremos listos los pliegos de referencia para poder llamar a licitación para los diagnósticos de prefactibilidad que incluyen los estudios geológico superficial, un trabajo sobre el tráfico que genere esta nueva conexión y uno conceptual del túnel, que contiene los presupuestos mínimos ambientales”, comentó el funcionario.
De acuerdo con las proyecciones, “estas gestiones nos van a permitir estar licitando en el último trimestre del año la realización de estos estudios, los que comenzarán en el primer trimestre de 2018 y se extenderán unos 24 meses. Hay que aclarar que Chile se comprometió a financiar la primera parte de estos estudios”, agregó Kerchner.

La reunión en Chile
En la reunión que se llevó a cabo en el Ministerio de Relaciones Exteriores trasandino, participaron además el embajador argentino en aquel país, José Octavio Bordón, y su par chileno, José Antonio Viera Gallo; el ministro de Obras Públicas chileno, Alberto Undurraga, y el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner. La comitiva argentina estuvo integrada también por el intendente de San Rafael, Mendoza, Emir Félix; el diputado provincial, Pablo Priore, y el representante ad-honorem, Hugo Bianchi.
El encuentro también sirvió para que Kerchner expusiera el proyecto que desarrolló Vialidad Provincial sobre la ruta 220, que tuvo un costo aproximado de US$ 5 millones, que detalla las características que tendrá el trazado de camino a adecuar y pavimentar previo a la boca del futuro túnel, los detalles de los dos puentes que estarán ubicados sobre ese recorrido y el alcance de las defensas necesarias por tratarse de un camino de montaña.

Túnel de Baja altura “Paso Las Leñas”
El proyecto de construcción del Paso Las Leñas surge como alternativa a la conexión Chile-Argentina que tiene como principal vía de comunicación el Paso Cristo Redentor. El inconveniente principal de esta conexión es el factor climático, con aludes en invierno y aluviones en primavera, por lo que la comunicación se interrumpe en promedio 25 días al año.
Si bien el Paso Pehuenche, en el Sur mendocino, constituye una vía importante, debido a su ubicación geográfica tiene una situación climática similar a la del Paso Cristo Redentor -dice el informe de “Periodistas Cuyonoticias”-. Estas razones colocan al proyecto de construcción del Paso Las Leñas como la mejor alternativa, -opinan-.
Por sus características y ubicación geográfica, el Paso Las Leñas asegura:
-365 días de transitabilidad.
-Menor costo de operación y mantenimiento en época invernal, debido a su baja altura.
-Óptima transitabilidad (por la corta longitud del túnel y menor pendiente de los caminos de acceso).
-Dinámico intercambio regional.
-Conectividad entre el Atlántico y el Pacífico.
-El enlace entre los países del Mercosur y una efectiva salida a los mercados asiáticos.

Alguien miente en alta montaña (teléfono para Macri, Bachelet y Cornejo)

El historiador Pablo Lacoste, mendocino en la Universidad de Santiago, pone en foco las alternativas de comunicación vial binacionales.

Una vez más, la noticia viene de la montaña, justo ahora, en invierno, cuando mil camiones diarios tratan de cruzar por el paso Libertadores, muchas veces sin éxito, con largas colas de sufrientes y heroicos camioneros, que deben soportar el frío y la altura, además de un camino extremadamente peligroso, que cada año se lleva cientos de vidas, ante la indiferencia de las autoridades.

Cuando se trata el tema en forma pública, los políticos dicen que la solución para este saturado corredor bioceánico se encuentra en el paso Agua Negra (San Juan-La Serena). Para ello se espera invertir U$ 1.500 millones, solo para el túnel de 15 km, el cual estará en la cota de 4.000 metros s/n/m. La alternativa sería el paso Las Leñas (San Rafael-Rancagua), con igual costo, pero 2.000 metros más bajo. Proyectos interesantes para dentro de diez o más años.

¿Y ahora? ¿Cuál puede ser la solución ahora y ya, para aliviar el sobresaturado corredor bioceánico por Libertadores?

Para contestar esta pregunta, se hizo una larga ronda de consultas. Por un lado, hablé con la máxima autoridad que representa al gobierno de Argentina. Por otro, interrogué a ingenieros, camioneros, autoridades de vialidad, empresarios constructores, autoridades viales, funcionarios de Vialidad Nacional y del Ministerio de Obras Públicas. Y el resultado de estas entrevistas es el título de este artículo: alguien miente en alta montaña. El propósito de este texto es aportar datos con vistas a interpelar a las autoridades, para revolver los problemas y mejorar la calidad de vida de los camioneros y el transporte en general entre Argentina y Chile.

El corredor bioceánico más cercano a Libertadores, en la zona central de Argentina y Chile, o bien, en el "arco dorado" del Mercosur, es el paso Pehuenche. Los otros pasos se encuentran a 1.500 km al sur, o más, lo cual hace el viaje inviable desde el punto de vista de los costos. Por lo tanto, el único paso alternativo es Pehuenche.

El paso Pehuenche, como todos saben, se encuentra entre el sur de Mendoza y la región del Maule; enlaza San Rafael, Malargüe y Talca. Se terminó de pavimentar en octubre del año pasado, con una inversión cercana a los U$ 200 millones. Desde su apertura, el tránsito automotor ha ido en contante aumento, pero solo para vehículos livianos. No circulan camiones.

¿Por qué no pueden transitar vehículos pesados de transporte de carga por el paso Pehuenche? Los gobiernos de Argentina y Chile no lo autorizan. ¿Por qué? Esa es la pregunta que me ha movilizado a realizar consultas y buscar respuestas.

La explicación oficial

La máxima autoridad que representa a la Argentina entregó la versión oficial: el paso Pehuenche no se usa para camiones porque físicamente, las características de esta ruta lo hacen intransitable para vehículos de carga. Por lo tanto, el problema no tiene solución. Corto. Claro.

¿Qué dicen los camioneros?

Tuve oportunidad de consultar a un camionero con experiencia en el tema, Alvaro Mejías. Sostiene que "el paso Pehuenche sí es apto para camiones. Lo he experimentado varias veces". ¿La primera? "En 1968 crucé con tres camiones con ganado, desde la estancia Las Banderas, Malargüe hasta Talca, por el paso Pehuenche". Con este antecedente, para Mejías, alcanza para sustentar la posición. Pero en tiempos recientes se han reiterado pruebas, con éxito. Una de las más relevantes ocurrió en 2013. Tres camiones pesados, de 43 toneladas, fueron de Chile a Neuquén por el Pehuenche; hicieron los viajes de ida y vuelta, con éxito", afirmó Mejías. De acuerdo a su testimonio, la asociación de camioneros de Chile está de acuerdo con la idea de transitar por el paso Pehuenche.

También existen numerosas empresas interesadas en la apertura del Pehuenche para camiones, para activar el comercio binacional. Particular interés tienen los productores de madera, agrupados en la Corporación de la Madera (CORMA). Ellos producen en el sur de Chile y desean exportar al sur de Mendoza, donde la madera es escasa, y se debe traer desde el Nordeste, ubicado a 2.000 kilómetros; ese largo viaje genera altos costos de flete, lo cual encarece el precio final de la madera. La llegada de madera más barata desde Chile permitiría bajar los costos de la construcción y dinamizar una de las columnas de la actividad económica regional.

¿Qué dicen los constructores civiles?

Se consultó también a Víctor Miranda Soto, constructor civil dedicado a edificación. Desde su perspectiva, en el paso Pehuenche "tienen que poner camiones". Entre sus argumentos, señaló que este corredor "tiene menos altura y menor pendiente" que Libertadores y otros pasos. Además, la apertura de Pehuenche sería un importante "aporte a la descentralización", tanto de Chile como de Argentina.

¿Qué dicen los ingenieros-profesores de la Universidad?

Se consultó también la visión del mundo académico-universitario. El ingeniero Juan Figueroa, profesor de la Universidad Católica del Maule, se manifestó de acuerdo con el enfoque de sus pares de Vialidad. "El camino por Pehuenche es aptó para camiones", sentenció Figueroa.

Por su parte, el ingeniero Rodrigo Gutiérrez, de la misma casa de estudios, aportó otro dato: "ningún camino hace Vialidad sólo para vehículos livianos", enfoque compartido por su colega de Vialidad, Manuel Salinas. Para ellos, las obras financiadas por el Ministerio de Obras Públicas se realizan para todo tipo de vehículos; y en el caso del Pehuenche, el transporte de carga pesada era esencial para justificar el proyecto.

¿Qué dicen los ingenieros de la Dirección Nacional de Vialidad de Chile, perteneciente al Ministerio de Obras Públicas?

El ingeniero Manuel Salinas señaló que "siempre se ha dicho que Pehuenche es complementario de Libertadores", y por lo tanto, siempre fue pensado como corredor para transporte de carga. Además, "el objetivo de la inversión pública" que justificó invertir los U$ 200 millones en el corredor Pehuenche, incluía "el tránsito de camiones". Una vez terminada la obra "se debe rentabilizar".

La ingeniera Carolina Fernández es la máxima autoridad de Vialidad en la Región del Maule. Tiene a su cargo el corredor Pehuenche y lo conoce en detalle. Para ella, esta carretera "si es apta" para el tránsito de camiones. Cinco veces, ella ha informado al Ministro de Obras Públicas de Chile de esta situación: el paso Pehuenche está en condiciones de transitabilidad para el transporte comercial de carga pesada.

El mismo concepto lo comparte el ingeniero Héctor Falcón, jefe regional de pesaje de transporte del Ministerio de Obras Públicas de Chile.

Una visión interesante aportó el ingeniero Raúl Cancino, con larga experiencia en Vialidad, actual Inspector Fiscal de este organismo y conocedor de todos los secretos de los corredores internacionales de Chile. Se manifestó de acuerdo con la idea de abrir el paso Pehuenche para los camiones y, para dar más fuerza a la idea, lo comparó con el corredor binacional Arica-Tambo Quemado, que enlaza Chile con Bolivia.

El corredor Arica-Tambo Quemado tiene 192 km de longitud, y sube de 0 hasta 4.600 metros s/n/m. Es mantenido en su totalidad por el Estado de Chile, en virtud del Tratado de 1904. Ese camino tiene pendientes muy fuertes, curvas muy cerradas y numerosos accidentes. Las curvas llegan a 30°. Las pendientes determinan cuestas pronunciadas, con 90 metros de caída. Se trata de exigencias extremas para los camioneros y sus pesados vehículos. El mal de altura se hace sentir sobre todos ellos. Para ilustrar la situación, el ingeniero explicó que se ha hecho tradicional, para los camioneros que transitan ese camino, detenerse en el restaurant de Zapahuira, en el km 110, para tomar un té de coca, como medio para soportar el soroche.

A pesar de estas condiciones extremas, se permite el tránsito de camiones por el corredor de Tambo Quemado. Y no se entiende por qué las autoridades no han permitido todavía circular camiones por el P° Pehuenche, que está apenas a 2.500 metros de altitud (2.100 menos que el anterior), tiene curvas más abiertas y pendientes más suaves. Conocedor de los dos corredores, el ingeniero Cancino afirma que "no hay ninguna dificultad" real y efectiva para la circulación de camiones por paso Pehuenche.

Para el ingeniero Cancino, la única explicación posible para el veto de los gobiernos a los camiones por el P° Pehuenche, es el "centralismo". Es importante revertir esta situación y para ello "es tiempo que las regiones despertemos".

¿Qué dicen los organizadores del Seminario Internacional de vialidad de Alta Montaña?

Fue consultado el ingeniero Mario Guiachetti, analista en Conservación de Carreteras, y coordinador general del Seminario Internacional "Gestión de Riesgos Naturales en Alta Montaña y Feria Tecnológica", que actualmente se desarrolla en la Universidad Católica del Maule (22 al 24 de agosto de 2017), con participación de especialistas de caminos de montaña de cinco países, particularmente Suiza y Francia.

Consultado sobre la capacidad técnica del paso Pehuenche para transporte pesado fue claro y franco: "El camino siembre ha estado habilitado para camiones", afirmó, taxativo. Desde su visión, no existen obstáculos físicos para librar el corredor Pehuenche al tránsito comercial de carga pesada.

¿Qué dice la sociedad civil?

Sergio Cornejo, presidente de la Comisión Pehuenche, entidad civil sin fines de lucro que promueve este paso desde 1960, expresó también su apoyo a la apertura del camino para camiones. Desde su perspectiva, "los camiones sí pueden pasar" por el Paso Pehuenche; "ya se han hecho las pruebas". Y si actualmente eso no está autorizado, ello se explica meramente por "burocracia y centralismo"

Conclusión:

Tenemos dos visiones sobre la transitabilidad del Pehuenche para camiones. Por un lado, el discurso oficial sostiene que el camino no es apto para camiones. Por otro, los camioneros, ingenieros viales, constructores civiles, empresarios y académicos universitarios, por unanimidad, sostienen lo contrario. Alguien miente en la montaña.

Tal vez, las autoridades no quieren admitir la transitabilidad del Pehuenche para camiones, para ahorrarse el fastidioso trabajo de montar los servicios de control de aduanas, y destinar partidas para instalaciones, equipamiento y personal. Pero se trata de gastos muy menores, con relación a los U$ 200 millones que se han invertido en este corredor binacional.

Tienen la palabra Mauricio Macri, Alfredo Cornejo y Michelle Bachelet

Autor: Pablo Lacoste


Bookmark and Share