Semanario REGION®

Del 8 al 14 de septiembre 2017 - Año 27 - Nº 1.286 - INPI 1983083

El Dique Portezuelo y la inundación de la ruta 145 del Paso Pehuenche

Foto

Así será el lago a formarse con el dique Portezuelo del Viento, quedando un tramo de la actual ruta del Corredor Bioceánico hacia el Paso Pehuenche, bajo el agua.

Hace pocos días, distintos medios destacaron como noticia el hecho que, de construirse la represa “Portezuelo del Viento” en el sur de la provincia de Mendoza, el pueblo de Las Loicas y parte de la nueva Ruta Nacional 145, quedarán totalmente bajo el agua.
El lector consecuente recordará que hace casi doce años atrás al inaugurarse los primeros kilómetros de la ex-RP 224, REGION® ya había anunciado en su edición Nº 739, el detalle de lo que se inundaría con la construcción de la gigantesca represa -si es que finalmente llega a hacerse-, noticia por la cual hoy muchos se rasgan las vestiduras, sin hacer un repaso de los acontecimientos de aquella época.

En la edición del 16 al 22/12/2005 (ver REGION® Nº 739) señalábamos:
“Lo que queda en el aire es el conflictivo Tramo 2, que sería entre (el paraje denominado) Portezuelo del Viento, hasta casi el acceso a (el paraje) Cajón Grande. Un tramo que si bien ya está trazado, es muy posible que haya que modificarlo en virtud de otra obra proyectada en la zona, que de concretarse dejaría la traza proyectada bajo el agua. Según estimaciones realizadas a REGION® por fuentes altamente confiables, esta represa de agua que pretende desviar parte del curso hídrico hacia los ríos Atuel y Salado, dejaría a la pequeña población de Las Loicas y el puesto de Gendarmería Nacional ubicado allí, bajo el agua.
Por esta razón el Tramo 2 está en el freezer, hasta que se clarifique el asunto. No obstante todo el resto afortunadamente parece tener buena perspectiva de avance y ojalá que no haya que esperar otros cinco años para ver más asfalto del lado argentino, siendo que Chile ha cumplimentado lo pactado”.

Aquello que hace 12 años ya se sabía, no fue impedimento para que años después, el tramo previsto para inundarse se hiciera igual, a sabiendas, sin rodear con la traza el Proyecto del dique, que hubiera sido lo más atinado.
De manera que el oportunismo de quienes hoy puedan decir “que barbaridad este gobierno, van a inundar una ruta nueva, como despilfarran la plata”... deberían acordarse que esa decisión se tomó durante la última década.

Medios mendocinos
Algunos se asombran que de prosperar la construcción del futuro dique más grande de la provincia de Mendoza, -68 km2- su superficie es mayor a toda la capital de ese estado cordillerano.
Ahora advierten que para hacerlo, se deberá expropiar muchísimos campos -casi 3.700 has-, que en estos 12 años, los fueron comprando quienes estuvieron cerca del negocio.
Los estudios ambientales, técnicos y legales se hicieron varias veces ¿no lo sabían?, ahora se van a hacer de vuelta. Para mejor esperan el arbitraje presidencial en el marco del COIRCO por el cual se debe definir la autorización de la obra en la que la provincia de La Pampa es la única que se opone.
Que hará el Gobierno nacional del PRO, al que La Pampa le dió inusitado respaldo en las PASO. Difícil que se pronuncien hasta despues del 22 de octubre. Y cuando lo hagan, igualmente lo más probable es que sea con el pulgar hacia arriba, habilitando una obra que tiene un plazo de ejecución de 5 años como mínimo. La duda es en manos de quien quedará la administración de “las canillas” de la obra una vez terminada.

Qué dice La Pampa
Lo publicamos en junio de este año, con la explicación oficial del ingeniero hidráulico Víctor Porrino dada en la localidad pampeana de 25 de Mayo (ver REGION® Nº 1.272), quien senaló que de construirse esta represa hidoeléctrica, será sobre el río Grande, que es el principal afluente del río Colorado y de ahí la preocupación lógica, porque si las cosas no se hacen bien, puede repercutir en nuestra Area Bajo Riego, en permanente desarrollo.

Desde 1950
Porrino cuenta que la idea de esta obra no es nueva y data del año 1950. También recuerda que el proyecto prevé otro mega proyecto de ingeniería que sería el trasvase del río Grande al Atuel, lo cual puede acarrear otros beneficios extras, o no, depende cómo se lo analice.

En manos de Mendoza NO
Por estas razones, la provincia de La Pampa considera que la obra -si bien sería hecha en la provincia de Mendoza-, no debería quedar en “manos de ellos”, sino de una administración general que involucre a quienes pueden verse afectados aguas abajo, como por ejemplo, la provincia de La Pampa, históricamente ninguneada.
Un reclamo absolutamente válido por el cual está activa la campaña “NO a Portezuelo en manos de Mendoza”.
En que terminará la cuestión es algo que está por verse.


Bookmark and Share