Semanario REGION®

Del 20 al 26 de octubre 2017 - Año 27 - Nº 1.292 - INPI 1983083

Día del trabajador de seguros

Foto

El 21 de octubre se recuerda el día del trabajador del seguro, popularmente conocido como el “Día del Seguro”. La fijación de la fecha fue propiciada por la Superintendencia de Seguros de la Nación para conmemorar la primera iniciativa gubernamental, atribuida a Bernardino Rivadavia, de crear un Banco de descuentos y una Compañía de Seguros Marítimos que, aunque no llegó a materializarse, se concretó el 21 de octubre de 1811.

El granizo peor enemigo
Hace más de un Siglo, el granizo representaba el peor enemigo para los chacareros pampeanos (de la pampa húmeda en general) de fines del siglo XIX. La única defensa que tenían los colonos de aquella época frente a las adversidades climáticas eran indemnizaciones reconocidas por aseguradoras de Bs. As.; escasas, de bajo monto, y tardías, aún cuando las primas ascendían y eran exigidas con pagos inmediatos.
Esteban Simón era un aveyronés que se sentía atraído por las ideas económicas de su amigo Charles Gide, uno de los principales impulsores de la “concepción católica de la economía”. Simón pensaba que, con la unión de todos los chacareros, podrían reemplazar a las aseguradoras de Bs. As. y se contactó con ellos para llevar adelante esta misión junto al fundador de Pigüé: Clemente Cabanetes.
Sobre esta idea, el 1º de octubre de 1898 Cabanetes, Simón, y un conjunto de chacareros de la zona conformaron “El Progreso Agrícola de Pigüé, Cooperativa Mutua de Seguros Agrícolas y Anexos Ltda.”, que fue pionera en Argentina y que se encargaba de formar un fondo común, ayudándose mutuamente, para que aquel que tuviera una adversidad climática como el granizo pudiera resarcirse y volver a trabajar la tierra en el próximo año.

La actividad aseguradora sufrió con el paso del tiempo diversos avatares. La dinámica histórica de nuestra República no dejó de lado al seguro. En sus inicios, este segmento de la economía fue captado casi en su totalidad por las empresas extranjeras. Éstas llevaban la delantera, no solo por su mejor posicionamiento económico, sino por la experiencia estadística acumulada a través de mucho tiempo.


Bookmark and Share